DeportesNoticias

Un escuadrón de latinos muy especial

Juan Soto, Ronald Acuña Jr., Gleyber Torres, Eloy Jiménez y Fernando Tatis III son talentos a seguir en las Grandes Ligas

Son jóvenes y talentosos, al punto que pueden ser confundidos con maestros de mecánica por las tantas herramientas que cargan. Ya se conocen en las Grandes Ligas, donde son parte importante del presente y el futuro inmediato.

Juan Soto, Fernando Tatis III, Rafael Devers, Eloy Jiménez y los venezolanos Ronald Acuña Jr. y Gleyber Torres, entre otros, forman un escuadrón de ataque brillante para el deleite de los aficionados de las Grandes Ligas.

Los que más años tienen, Torres, Devers y Jiménez, cuentan con 23.

Soto, de 21 años, y Acuña, de 22, han marcado sus respectivos territorios. Juan, jardinero izquierdo dominicano de los Nacionales, fue segundo de Acuña por el Novato del Año en 2018, pero campeón con Washington en 2019 tras registrar una inolvidable postemporada con batazos de calibre ante lanzadores de la élite.

La disciplina de Soto, productor de 34 jonrones, 110 remolcadas y un promedio de .287 en 2019, es fuera de serie. Registró 83 ponches con 69 bases por bolas. Su porcentaje de embasarse fue de .443, palabras mayores, sin duda alguna.

Acuña, de 22 años, es el llamado paquete completo. Viene de sacudir 41 tetrabases y empujar 101 vueltas. Bateó para .280. Se robó 37 bases, líder de la Liga Nacional, esto indica que reúne las condiciones para compilar el famoso 40-40 (jonrones y bases robadas). Se dio 188 ponches con 76 bases por bolas, algo en lo que debe trabajar.

Desde ya se generan intercambios de opiniones sobre cuál será mejor entre Soto y Acuña Jr. En pocas temporadas deben llegar respuestas para los interesados en saber al respecto.

Tatis III, de 21 años, va de la mano con Acuña Jr. en lo que a las cinco herramientas se refiere. Pueden hacerlo todo en el terreno de juego, un lujo reservado para pocos, entiéndase peloteros como Mike Trout y Mookie Betts.

El paracorto dominicano viene de un año en el que las lesiones le complicaron el panorama. Accionó en 84 partidos, consumió 334 turnos y mandó 22 pelotas para la calle con San Diego, que le vio registrar un porcentaje de embasarse de .379.

El nativo de San Pedro de Macorís, en otro elemento que le asemeja con Acuña Jr., tiene una chispa especial para los fanáticos. Su estilo es contagioso y genera titulares en la prensa escrita y espacios en los resúmenes deportivos.

Torres y Eloy, ambos con 23 años y quienes son muy buenos amigos desde que pertenecían a los Cachorros de Chicago, entran a la siguiente campaña de las GL con elevadas responsabilidades.

Gleyber será el paracorto de los Yanquis de Nueva York, la posición que una vez defendió Derek Jeter. Torres sacudió 38 vuelacercas en 2019.

Eloy, de su lado, tuvo un lento inicio, con los Medias Blancas pero luego pisó el acelerador y al final compiló 31 batazos de cuatro bases. Chicago espera mucho más de él en 2020.

No siempre coindicen jugadores de corta edad y vasto talento. Desde el jueves, ellos arrancarán a darlo todo.

Rafael Devers deja que su bate diga todo

Si a alguien le cabe el mote de “asesino silente” es a Rafael Devers, el tercera base de Boston que tiene 23 años de edad y viene de producir una campaña impresionante en 2019. Hizo de todo: 32 cuadrangulares, promedio de .311, 115 remolcadas, 129 anotadas, 201 imparables, incluidos 54 dobles, líder de la Liga Americana. Pocos en ambos circuitos se acercan a esta producción. Devers no es de mucho hablar ni mostrar, pero su bate es bastante elocuente. No importa que sean 60 juegos, si logra poner buenos números habrá que abrirle espacio dentro de los mejores peloteros de las Grandes Ligas.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close